Domótica en la cocina

 

 

En la actualidad mucha gente conoce qué es la domótica y prácticamente podemos controlar todos los sistemas de nuestra vivienda de manera remota.

 

Una de las partes de una vivienda más “domotizadas” en la actualidad es la cocina. Controlar los sistemas y electrodomésticos de nuestra cocina de manera remota posee grandes ventajas, entre las que destaca el ahorro de energía.

 

 

 

¿Qué es una cocina inteligente?

 

Llevar la domótica a las cocinas permite automatizar los dispositivos más usados de una vivienda. Controlar electrodomésticos, cocina, climatización… desde un dispositivo móvil conectado a Internet de manera remota nos facilita la vida y nos ayuda a reducir las facturas de electricidad y gas natural.

 

Para conseguir una cocina inteligente necesitamos electrodomésticos inteligentes, es decir, que se puedan controlar de manera remota y puedan conectarse a Internet.

 

Para una máxima comodidad, se pueden sincronizar sus sistemas de control remoto con aplicaciones móviles de domótica y así tener acceso a todas sus funcionalidades desde un smartphone.

 

 

 

Domótica como aliada de la eficiencia energética

 

La cocina es la estancia de una vivienda en la que más energía se invierte. Por ello, el ahorro energético que permite la domótica se convierte en un básico. Además, si reducimos el consumo de energía, también reduciremos la contaminación a nivel doméstico.

 

Según informa la Asociación Española de Domótica, gracias a los grifos inteligentes se puede ahorrar agua en un 25%. Respecto al consumo energético, los electrodomésticos inteligentes consumen un 30% que los tradicionales.

 

Es cierto que este tipo de electrodomésticos son más caros que los tradicionales, pero el ahorro que permiten los convierte en una gran inversión.

 

 

Electrodomésticos inteligentes

 

Como hemos comentado, la base de las cocinas inteligentes son los electrodomésticos inteligentes. Dentro de estos podemos destacar los siguientes, puesto que son los que más consumen.

 

  • Nevera: Cada vez que abrimos la nevera para ver qué hay dentro, se consume un 15% de energía más en este electrodoméstico. Las neveras inteligentes nos dicen qué alimentos tenemos sin necesidad de abrir la puerta e incluso nos hacen la compra por Internet.
  • Horno: ¿Te imaginas llegar a casa y tener la cena hecha? Con un horno inteligente podemos controlar el encendido y apagado, así como la temperatura de cocinado de manera remota.
  • Lavavajillas y lavadora: Este tipo de electrodomésticos inteligentes nos permiten encenderlos de manera remota pero, ellos solos, se pueden autocontrolar para funcionar cuando la electricidad es más barata, para usar agua fría en función de la ropa que hayamos metido…
  • Vitrocerámica: Las vitrocerámicas inteligentes adaptan su funcionamiento al tipo de alimento que se va a cocinar.

 

 

Comparte este artículo en : 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda ?